La devolución del Impuesto de Sucesiones y Donaciones ante la Revocación de la Donación de una Vivienda.

Como es comúnmente sabido, la transmisión patrimonial a través de la figura jurídica de la donación, que comprende una traditio de una cosa en favor de otra gratuitamente, se encuentra sujeta a la tributación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones (en adelante, ISD), que tiene como hecho imponible la formalización de dicha donación.

27-2-1_30032010154150

Sin embargo, una vez tributado dicho impuesto, ¿podría aspirarse a la devolución de las cantidades abonadas en concepto de ISD cuando la donación sea judicialmente revocada? A priori, podría concluirse que, dado que la donación puede revocarse judicialmente por no evidenciarse los requisitos exigibles a la misma y, en caso de que ello sucediera, la Agencia Tributaria debería devolver las cantidades que del contribuyente ha percibido con motivo de dicha donación.

Sin embargo, recientemente se ha pronunciado al respecto el Tribunal Superior de Justicia de Galicia a través de Sentencia 535/2012 de 24 de septiembre, conociendo la reclamación de devolución del importe abonado en concepto de ISD que había tenido como hecho imponible la adquisición de una vivienda a través de una donación que posteriormente fue revocada en sede judicial. Subsidiariamente, se solicita por parte del recurrente la devolución de dicho importe minorado por el usufructo correspondiente al período temporal por el cual dispuso de la vivienda.

Ante esta petición, la Sala acusa la falta de unificación de doctrina jurisprudencial al respecto, negando la posibilidad de la aplicación analógica de los preceptos destinados o otros tributos. Una vez evidenciada esta carencia de previsión específica en la normativa tributaria, concluye el referenciado Tribunal que que no se aprecia una inexistencia sobrevenida del hecho imponible que grava el tributo objeto de reclamación, en la medida en que dicha donación fue realizada, y en cuya virtud fue transmitido el bien inmueble; sino que en sede judicial se ha declarado la ineficacia de dicha donación. Por tanto, no pudiendo discutirse la perfección de la donación posteriormente revocada, no cabría estimar la devolución de las cantidades tributadas en concepto de ISD, cuyo pago fue debidamente realizado a propósito de la donación que se estaba perfeccionando.

Esperando que este post haya sido de vuestro interés y utilidad, permanecemos a vuestra disposición en nuestra página web: Portilla Arnáiz Abogados