La Interrupción del Plazo de Prescripción de Delito en Base a un Auto de Sobreseimiento Provisional.

Será protagonista en nuestro post de hoy el contenido de la Sentencia de la Sala Segunda, de lo Penal, del Tribunal Supremo, de fecha 12 de noviembre de 2012, en relación a la posible interrupción del plazo de prescripción de delito en atención a la existencia de un Auto de sobreseimiento provisional dictado al respecto.

La pretensión de la defensa basó su argumentación a a desacreditar la entidad de dicho Auto como índice de valoración de la prescripción del delito apreciado, debido a que el mismo se pronuncia respecto de instruir las diligencias previas, acordando finalmente su sobreseimiento.

Pese a la alegación de dichos argumentos, concluye el Tribunal Supremo en rechazar las mismas en base a una interesantísima recopilación de la doctrina jurisprudencial respecto de la que el Alto Tribunal se ha venido pronunciando respecto de la interrupción de los plazos de prescripción del acusado.

Al respecto, el Tribunal Supremo recuerda que los requisitos establecidos respecto de las actuaciones judiciales que habrán de interrumpir el plazo de prescripción son:

  • Contenido esencial mínimo del que se dedujera los hechos denunciados.
  • La identificación del acusado.

Incluso antes de la formal imputación de un ciudadano, se puede entender interrumpida el plazo de prescripción con aquellas resoluciones pertenecientes a la instrucción que acuerden-por tratarse de una resolución judicial motivada-, por ejemplo, la intervención de las llamadas telefónicas de un sospechoso, siempre que, como apuntábamos anteriormente, se tenga a dicho ciudadano plenamente identificado.

Respecto del Auto sobre el que se discute la interrupción del plazo de prescripción en el caso concreto, se evidencia que el mismo no descarta la identificación del imputado como autor de los hechos perseguidos, sino que únicamente sobresee el procedimiento ante la imposibilidad de localizarlo.

A lo anteriormente analizado resta detenerse en la requerida motivación ex artículo 132.2.1º del Código Penal. Al respecto, el Tribunal Supremo señala que se limitará a un juicio de verosimilitud sobre la calificación delictiva de los hechos denunciados y su presunta atribución al querellado o denunciado.

Por todo ello, pese a tratarse de una resolución no concluyente respecto de la autoría del imputado de los hechos perseguidos, ha de entenderse prescrito el plazo de prescripción del delito con el que se corresponden, por tratarse de la paralización y sobreseimiento causado por la imposibilidad de localizar a un imputado perfectamente identificado.

Esperando que este post haya sido de vuestro interés y utilidad, quedamos a vuestra disposición en nuestra página web: Portilla Arnáiz Abogados.