Indemnización por Daños Morales Por Falta de Auxilio tras una Llamada a los Servicios de Emergencias.

No resulta extraño encontrar sentencias donde se condena a los servicios sanitarios por mala praxis médica, encontrando la causalidad entre la deficiente y negligente actuación del personal sanitario y la lesión o el resultado de muerte de un paciente. El padecimiento de un sufrimiento injustificado como consecuencia de esa mala praxis, o como consecuencia quizá de secuelas permanentes, lleva a los juzgadores a establecer indemnizaciones no sólo en concepto de daños emergentes y lucro cesante sino, además, en concepto de daño moral.profesionales

Encontramos interesante traer a colación, con el objeto de ahondar en el alcance del concepto de daño moral en estos casos, el contenido de la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Valencia, Sala de lo Contencioso-Administrativo, 453/2013 de 10 de junio. En ella, el actor expone la situación de desamparo sufrida cuando hubo de llamar a los servicios de emergencias ante el alarmante estado de salud de su madre. Su llamada fue derivada a un médico de guardia en un centro de salud quien, a lo largo de la conversación telefónica y tal y como se expone en la sentencia, «mantuvo una laxa actitud ante la crítica situación«, recomendando únicamente al actor que se mantuviera expectante a la evolución de su madre, quien a los pocos minutos de finalizar la llamada, falleció.

Este caso no supone una relación de causalidad entre el negligente actuar de los servicios sanitarios  y el resultado de muerte de la paciente ya que, pese a que no se actuó para evitar su fallecimiento, se muestra evidente que el resultado era inevitable. Sin embargo, la sentencia reconoce que la desatención de los servicios de emergencia, y el desamparo en el que se encontró el actor le causó un padecimiento y angustia que no ha de ser obviado.

Por esta razón, se estableció una determinada cuantía indemnizatoria por daños morales al actor; con independencia de no tratarse del paciente y, al margen también de que el desgraciado desenlace que supuso el fallecimiento de la paciente, fuera la consecuencia de una mala praxis médica.

Esperando que este post haya sido de vuestro interés y utilidad, quedamos a vuestra disposición en nuestra página web: Portilla Arnáiz Abogados.

Aprovechamos igualmente la ocasión para informaros de que D. Roberto Portilla Arnáiz, socio director de esta Firma, tendrá el gusto de conceder unas conferencias jurídicas los próximos días 31 de marzo, sobre “La responsabilidades de los empresarios. PyMes y entidades sin ánimo de lucro”; y 28 de abril, que tendrá como objeto “Derecho a la asistencia jurídica gratuita”.

Ambas conferencias tendrán lugar a las 20.00 horas de los días señalados en el Foro Solidario de la Fundación Caja de Burgos, C/ Manuel de la Cuesta, 3 de  Burgos.