Requisitos establecidos por el TEAC respecto a la devolución de ingresos indebidos del “Céntimo Sanitario”.

La Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europeade 27 de febrero de 2014 (en adelante, TJUE), analizó en su día si el establecimiento del llamado Impuesto sobre Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos (en adelante, IVMDH) tenía una finalidad específica de protección de la salud pública o del medio ambiente. Tras haber analizado la cuestión, el tribunal concluyó en negar dicha finalidad, por lo que su aplicación dentro del sistema tributario fue contrario a la Directiva 92/12/CE; en la medida en que una norma nacional no puede establecer el IVMDH sólo destinado a financiar el ejercicio de los entes territoriales de sus competencias en materia de sanidad y medioambiente, sin tener dicha garantía como objeto en sí mismo.foro solidario caja burgos

Así las cosas, analizado el significado de dicha resolución respecto a la contrariedad a Derecho del tributo, bastaría la difícil tarea de determinar las consecuencias fácticas de dicha resolución, sobretodo en lo que se refiere a la devolución de las cantidades percibidas por el estado con la aplicación de dicho impuesto, indebidamente percibidas de acuerdo a la sentencia analizada.

Cursada una solicitud de devolución de ingresos indebidos respecto al IVMDH, la Sala Segunda del Tribunal Económico Administrativo Central se ha pronunciado al respecto a través de su Sentencia de fecha 24 de abril de 2014, estableciendo los requisitos necesarios para acordar la devolución de las cantidades que indebidamente fueron percibidas por las arcas del estado en concepto del citado impuesto, los cuales reproducimos a continuación:

  • Que la repercusión del impuesto se haya efectuado a través de factura o documento sustitutivo.
  • Que las cuotas indebidamente repercutidas hayan sido ingresadas y no hayan sido devueltas por la Administración tributaria a quien se repercutieron o a un tercero.
  • Que el obligado tributario que haya soportado la repercusión no tuviese derecho a la deducción de las cuotas soportadas.

El planteamiento acerca de la devolución de dichas cantidades es tratado con atención en esta sentencia debido a las razones de seguridad jurídica que supone el hecho de que un estado deba de devolver cuantiosas cantidades monetarias que percibió con motivo de la aplicación de dicho tributo.

Como consecuencia de lo todo ello, acuerda el Tribunal la devolución de dichas cantidades previa devolución del expediente a la oficina gestora, la cual habrá de examinar la adecuación a los requisitos que se han tenido oportunidad de exponer y, en atención de los mismos, proceder a su devolución.

Esperando que este post haya sido de vuestro interés y utilidad, quedamos a vuestra disposición en nuestra página Web: Portilla Arnáiz Abogados.