El Concurso Medial de Infracciones en el la Vulneración del Principio de Calidad de Datos de una Compañía Telefónica.

El análisis jurídico que queríamos realizar en el día de hoy versa sobre una temática ya tratada en nuestro blog, que es la Protección de Datos por Ficheros electrónicos de grandes empresas de las que somos usuarios, más concretamente el principio de calidad de datos personales. Pues bien, dicho principio será únicamente mencionado en el presente post, en aras a centrarnos en los aspectos formales, de todo punto interesantes, que sustanciaron la resolución de la Audiencia Nacional, Sala de lo Contencioso administrativo, de fecha 26 de diciembre de 2013.27-2-1_30032010154150

Conoce la Sala el recurso presentado por una gran compañía telefónica que había sido doblemente sancionada por dos infracciones diferenciadas:

  • Tratamiento inconsentido de datos, al haber registrado en cinta magnética los datos personales del demandante asociados a una deuda para su inclusión en ficheros de solvencia (infracción de la cual tuvimos oportunidad de comentar en el post del enlace en el marginal).
  • Vulneración del Principio de Calidad de Datos Personales, puesto que los datos incluidos en los ficheros de solvencia no resultaron veraces.

Como comentábamos al inicio del post, éstos constituyen los elementos materiales analizados en la referenciada Sentencia los cuales, por haber sido ya objeto de análisis, prescindiremos de extendernos al respecto. En cambio, hemos encontrado interesante el aspecto formal de la resolución, en la medida en que el recurso presentado por la Compañía telefónica es parcialmente estimado en relación al concurso medial de infracciones que ha de ser aplicado y advertido a la hora de sancionar a la compañía.

De este modo, entiende la Sala que la primera de las infracciones expuestas hubo de ser necesariamente cometida para la perpetración de la segunda, por lo que no ha de sancionarse independientemente ambas conductas perseguidas sino que, en virtud del concurso medial que ha de ser apreciado, procede aplicar la sanción más grave por ambas conductas. Y, dado que las dos sanciones susceptibles de ser aplicadas tienen la misma entidad, la Sala opta por aplicar la sanción por la vulneración del princpio de calidad de datos personales, ya que la otra infracción fue «necesaria» para conseguir la inclusión de los datos falsos  en los ficheros de solvencia, lo cual es el resultado que vulnera dicho principio.

Esperando que este post haya sido de vuestro interés y utilidad, quedamos a vuestra disposición en nuestra página web: Portilla Arnáiz Abogados.