Inclusión de las cantidades en concepto de IVA en la Indemnización de Daños y Perjuicios.

Hemos considerado sumamente interesante para compartir con vosotros el contenido de la Sentencia de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo de 26 de junio de los corrientes, en concreto su pronunciación sobre si resulta procedente incluir en una indemnización por daños y perjuicios las cantidades en concepto de IVA que van a ser devengados para arreglar unos desperfectos.foro solidario caja burgos

En concreto, la reclamación se centraba en los desperfectos de un edificio, acusados por los propietarios del edificio, cuya reparación centraba las bases de la reclamación por daños y perjuicios.

Al respecto, el Alto Tribunal viene a confirmar la postura manifestada por el tribunal de primera instancia, que había estimado procedente incluir dentro de las cantidades indemnizatorias, el montante correspondiente al Impuesto sobre el Valor Añadido que necesariamente habría de ser devengado en la contratación de un especialista que arreglara los desperfectos que motivaban la reclamación.

La Sentencia de la Audiencia Provincial se había basado en el tenor del artículo 78.3.1º la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido (en adelante, LIVA), tal y como transcribimos a continuación:

Artículo 78 LIVA Base imponible. Regla general: (…) “Tres. No se incluirán en la base imponible: 1.º Las cantidades percibidas por razón de indemnizaciones, distintas de las contempladas en el apartado anterior que, por su naturaleza y función, no, constituyan contraprestación o compensación de las entregas de bienes o prestaciones de servicios sujetas al impuesto (…)”

Sin embargo, la postura mantenida por el juzgador de primera instancia, posteriormente refrendado por el Tribunal Supremo, se sustenta sobre la interpretación sistemática del citado artículo puesto en relación con el artículo 1.101 del Código Civil (en adelante, CC):

Artículo 1.101 CC: “Quedan sujetos a la indemnización de los daños y perjuicios causados los que en el cumplimiento de sus obligaciones incurrieren en dolo, negligencia o morosidad, y los que de cualquier modo contravinieren al tenor de aquellas.”

Este artículo civil, y los concordantes a éste, viene a establecer en definitiva la obligación de restitución íntegra de de los daños y perjuicios ocasionados al actor. Es por ello, que en casos como el que nos ocupa, en el que la reparación de los imperfectos que motiva la reclamación han de ser realizados por un tercero e implicará necesariamente el pago de unas cantidades en concepto de IVA, resulte procedente comprender dichas cantidades susceptibles de ser incluidas en el montante indemnizatorio por daños y perjuicios que el juzgador calcule para cada caso.

Por tanto, pese a la literalidad de un precepto tan concreto y claro como es el comprendido en la Ley de IVA, ha de ser éste relacionado con los preceptos fundamentales civiles más básicos, que garanticen la indemnización justa del actor, y no de forma parcial debido a los circunstanciales pagos que se vea obligado a afrontar.

Esperando que este post haya sido de vuestro interés y utilidad, quedamos a vuestra disposición en nuestra página Web: Portilla Arnáiz Abogados.