Divorcio y Arrendamiento. ¿Qué ocurre con la atribución del Domicilio al Cónyuge que no es Arrendatario?

Hemos encontrado sumamente interesante compartir con todos vosotros una importante Sentencia dictada por la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo de fecha 26 de octubre de 2015, en la que habla de uno de los efectos más desconocidos de la nulidad, separación o divorcio.

Concretamente, ¿qué ocurre con el contrato de arrendamiento de vivienda cuando el Juez atribuye el disfrute de la misma como domicilio familiar al cónyuge que no es el arrendatario conforme al contrato?

asesoria

Nos encontramos ante una situación a priori confusa ya que, si bien el cónyuge obtiene por parte del Juez dicha atribución de la vivienda, la situación contractual entre éste y el arrendador se encontraría aún por determinar.

A este respecto, la citada Sentencia ha recalcado que la atribución de la vivienda a uno de los cónyuges no supone la creación de un título que altere las relaciones contractuales entre arrendador y arrendatario, por que no se encuentra facultado para ello.

Lo que sí se produce con ello es la facultad del cónyuge de subrogarse en la posición de arrendatario que antes ostentaba su ex pareja; pero ello con la condición de que se cumplan las prescripciones del artículo 15.2 de la Ley de Arrendamientos Urbanos, que sería la comunicación de esta circunstancia al arrendador en el plazo de dos meses.

De esta forma, comunicado al arrendador fehacientemente la subrogación, se regulariza la relación contractual de arrendamiento.

Este hecho tiene una importancia mayor de la que a priori pueda suponerse, ya que la formal subrogación en la posición de arrendatario supone el límite temporal que marcará la atribución de la obligación de pago de la renta mensual, así como los gastos que pudieran estar estipulados en el contrato de arrendamiento.

Por tanto, a partir de la subrogación, dichos gastos no podrán ser exigidos al cónyuge que se ha visto privado del disfrute del que era el domicilio familiar.

Esperando que este post haya sido de vuestro interés y utilidad, quedamos a vuestra disposición en nuestra página Web: Portilla Arnáiz Abogados.