Custodia Compartida y Pensión de Alimentos.

Nos gustaría compartir con vosotros en el post de hoy, una interesantísima Sentencia dictada por la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo en fecha 11 de febrero de 2016, en relación con el establecimiento de la pensión de alimentos y las circunstancias en las que ésta se determina.

De entra las condiciones que se prevén en el Convenio regulador de medidas paterno filiales cuando se da una separación o divorcio entre cónyuges con hijos menores, se ha de determinar indiscutiblemente la atribución de la guarda y custodia de los niños, así como la pensión de alimentos que ha de afrontar el progenitor no custodio.

En los casos en los que se determina la guarda y custodia compartida por ambos cónyuges, tradicionalmente se presumía que la pensión de alimentos no tenía lugar, puesto que en estos casos los padres costeaban los gastos de los menores durante el tiempo que permanecieran con ellos según el régimen de visitas establecido.

Sin embargo, la Sentencia del Tribunal que hoy comentamos, defiende que la custodia compartida no exime per se de la obligación de abonar una pensión de alimentos a uno de los cónyuges si existe un evidente desequilibrio económico entre ambos.

Incluso, indica la necesidad de no someter la existencia de obligación de pago de dicha pensión de alimentos a un límite temporal, puesto que ello podría producir una situación de desamparo para los menores.

Resulta muy interesante este criterio que el Alto Tribunal introduce, con el ánimo de garantizar en la mayor medida de lo posible, la cobertura de las necesidades de los menores para el normal desarrollo y educación, lo cual es, en definitiva, la finalidad última del establecimiento de las medidas paterno filiales que componen el Convenio Regulador.

Esperando que este post haya sido de vuestro interés y utilidad, quedamos a vuestra disposición en nuestra página Web: Portilla Arnáiz Abogados.