El coste de la operación de cirugía estética de aumento de pechos no es un crédito de la sociedad de gananciales frente a la esposa

A la hora de examinar si el coste de una operación de cirugía estética debe ser considerado como un crédito de la sociedad de gananciales frente a la esposa o no, no será determinante el hecho de si las prótesis eran o no necesarias; sino si sobre la realización del gasto hubo consenso entre las partes.

En el proceso de liquidación de la sociedad de gananciales en su día formada por los litigantes, la sentencia dictada en primera instancia incluyó en el activo del inventario un crédito frente a la esposa por el coste que supuso una operación de cirugía estética de aumento de pechos y de la segunda intervención para sustituir las defectuosas prótesis implantadas.

Sin embargo, la Audiencia Provincial de Valencia, en la sentencia de 14 de noviembre de 2016, revocó dicha inclusión y acordó dejar sin efecto el crédito que ostenta la sociedad de gananciales por los importes de las referidas intervenciones.

Lo determinante para reconocer este crédito a favor de la sociedad de gananciales frente a la esposa no es si las prótesis eran no necesarias, pues es evidente que otros gastos familiares tampoco son necesarios, como pueden ser los relativos al ocio, sino si hubo consenso entre las partes a la hora de realizar dicho gasto.

Y en este caso se presume que hubo un razonable consenso en la intervención quirúrgica al participar el cónyuge de sus efectos y realizarse cuatro años antes de producirse la ruptura.

En consecuencia, el coste de la intervención de cirugía estética debe ser incluido como gasto a cargo de la sociedad de gananciales.

Esperando que este post haya sido de vuestro interés y utilidad, quedamos a vuestra disposición en nuestra página Web: Portilla Arnáiz Abogados.