Incumplimiento contractual por la compañía telefónica al incrementar unilateral e injustificadamente la cuota

El incremento injustificado y unilateral del precio de un producto por parte de una compañía de teléfonos ha sido calificado como incumplimiento contractual, por lo que en la Sentencia 136/2016 de 20 Junio del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 5 Segovia se condenó a una compañía telefónica que realizo esta conducta a facturar al demandante sin la subida del precio, así como a devolverle las cantidades que fueron abonadas y que excedían la cuota mensual pactada.

El actor recibió de la compañía telefónica una comunicación por medio de la cual se le indicaba un aumento en el precio que mensualmente venia pagando por el producto contratado y se le ofrecía la posibilidad de resolver el contrato sin penalización si no estaba conforme, alegando que esta modificación se encontraba recogida en el clausulado del contrato.

El actor ostenta la condición de consumidor, y por ello, le corresponde el derecho a percibir una información precontractual no solo clara sino también fidedigna en la oferta de productos y servicios que presta la compañía de teléfonos, y goza de protección ante prácticas desleales y frente a la inclusión de cláusulas abusivas.

Los prestadores de servicios, en los contratos de duración indeterminada cuentan con la faculad de modificar unilateralmente las condiciones contractuales (entre ellas el precio) pero siempre cumpliendo ciertos requisitos cuyo objetivo es lograr la eficaz protección del consumidor, por lo tanto la expresión “precio para siempre” en la publicidad del producto no significa que este nunca pueda modificarse.

En las condiciones particulares del contrato del producto existe una cláusula que autoriza al operador a modificar las condiciones del contrato por motivos tan genéricos que impiden al consumidor conocer cuál es el motivo y el alcance de la modificación del coste del servicio. Por ello, esta cláusula debe ser considera abusiva por su oscuridad y falta de transparencia.

La falta de motivación de la modificación del precio se mantiene en la carta informativa remitida al demandante pues no se le indica la razón del incremento a aplicar a la cuota mensual pactada, lo cual coloca al consumidor en una situación de indefensión por ver limitado su derecho a impugnar el aumento del precio.

La operadora telefónica viene obligada a explicar los motivos de la variación del precio cuando se lo comunica al consumidor y no cuando éste muestra su disconformidad o pide explicaciones.

Esperando que este post haya sido de vuestro interés y utilidad, quedamos a vuestra disposición en nuestra página Web: Portilla Arnáiz Abogados.