Los gastos extraordinarios de los hijos correrán a cargo de los padres en proporción a su capacidad económica.

En la entrada del blog del día de hoy nos gustaría comentar una reciente sentencia que ha abordado la problemática que surge en el momento en el que la capacidad económica de uno de los progenitores se reduce notoriamente, y ya no se encuentra en posición de satisfacer a partes iguales los gastos extraordinarios del hijo común.

La Audiencia Provincial Málaga, en la Sentencia 888/2016, de 21 de Diciembre se ha pronunciado sobre el modo en el que los progenitores deben satisfacer los gastos extraordinarios de su hija menor, señalando que el 80% de los mismos correrán a cuenta de la madre y el restante 20% por el padre, debiendo consensuar ambos sobre los mismos con anterioridad a su devengo (salvo en casos de urgencia), y a falta de acuerdo, deberán recabar autorización judicial para el gasto.

La probada notable disminución en la capacidad económica del padre ha permitido modificar el convenio regulador aprobado por medio de la sentencia de separación. Y es que la ahora desproporción existente entre los ingresos de ambos progenitores justifica que los gastos no sean abonados a partes iguales entre los mismos, sino que se fije un porcentaje de un 80% para la madre y un 20% para el padre.

El empeoramiento de la capacidad económica del padre permite modificar también el convenio regulador en lo relativo al listado de los gastos extraordinarios, el cual incluía, entre otros, la “actividad académica o de formación complementaria” de la hija menor, que ha sido fuente de conflictos entre ambos progenitores. Ello permite abarcar materias no regladas propias del conocimiento humano, lo cual no es acorde con la actual situación económica actual del padre. Por tanto, no procede realizar una determinación apriorística de lo que debe ser considerado como gasto extraordinario y los que no tienen tal naturaleza, pues ello dependerá de las concretas y especiales circunstancias a tomar en consideración en cada caso.

Esperando que este post haya sido de vuestro interés y utilidad, quedamos a vuestra disposición en nuestra página Web: Portilla Arnáiz Abogados.