Multado un aficionado de fútbol por un comportamiento racista contra un jugador del equipo contrario

El Juzgado de lo Contencioso-administrativo núm. 3 de Alicante, en Sentencia de 3 de Abril de 2017 impuso una multa de 4.000 € a un aficionado junto con la prohibición de acceder a recintos deportivos durante un año, por haber infringido la Ley contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte, por mostrar una conducta racista con respecto a un jugador de futbol de raza negra.

Durante el partido, al acercarse el jugador a la banda, el aficionado llevo a cabo la imitación de un mono, produciendo los sonidos propios de este animal, gesticulando y simulando el braceo, todo ello dirigiéndose al mencionado jugador. El árbitro suspendió temporalmente el partido y el cese de la conducta del aficionado vino motivado por la intervención de la policía, quien consiguió interrumpir los canticos, así como por los abucheos que provenían del resto de la afición reprochando la conducta.

Para el Juzgado la autoría de los hechos estaba clara, los cuales además quedaron reflejados por el árbitro, quien los hizo constar en el acta del partido, el personal de seguridad privada y los agentes de la UCO también lo refrendan con pruebas videográficas; no teniendo tampoco sentido entrar en la discusión acerca de la identificación del sancionado cuando éste mismo reconoció su presencia en el lugar.

La sentencia descarto la excepción de caducidad ya que la fecha de inicio para el cómputo del plazo se encuentra en la fecha de adopción del acuerdo de incoación del expediente sancionador, y no en la de la fecha en la que se produce la notificación.

La tipificación de los hechos por parte de la Administración sancionadora es irrefutable. Para el Juzgado realizar el sonido onomatopéyico de un mono a un jugador de raza negra constituye ejemplo de una clara actitud racista la cual es merecedora de la sanción impuesta, que resulta proporcional, advirtiendo además que no es posible realizar en sede judicial una nueva calificación de los hechos para que la sanción sea calificada como leve.

Esperando que este post haya sido de vuestro interés y utilidad, quedamos a vuestra disposición en nuestra página Web: Portilla Arnáiz Abogados.