Denegada una mayor discapacidad a un alcohólico crónico por incumplimiento de las prescripciones médicas

El actor, que tenía reconocido un grado de discapacidad del 58%, solicitó un grado de discapacidad igual o superior al 65% por alcoholismo crónico abusivo.

El TSJ de Murcia (Sala de lo Social) en la Sentencia nº 692/2017, de 5 de Julio rechaza esta pretensión porque el trastorno adaptativo, en su modalidad de trastorno ansioso depresivo sobre el que se sustenta la impugnación, viene motivado única y exclusivamente por una mala adherencia al tratamiento médico con único origen en el incumplimiento de las prescripciones médicas del afectado, lo que no permite elevar el grado de discapacidad.

Aunque efectivamente la mala adherencia a un tratamiento médico debe ser valorada, en el caso, no puede dejarse en manos del paciente su sometimiento a tratamiento y su suficiencia, y no constan ingresos para tratamiento, ni sometimiento a terapias u otras patologías asociadas al alcoholismo, más allá de un tratamiento psíquico.

El grado reconocido resulta ajustado a la discapacidad moderada, cuyo porcentaje oscila entre el 30% y el 59%, pero la dependencia a sustancias no es valorable como tal, pues lo que debe valorarse son las patologías asociadas a ello. Así el trastorno adaptativo, en su modalidad de trastorno ansioso-depresivo, puede ser objeto de tratamiento con posibilidad de realización de una vida cotidiana autónoma.

Por si los anteriores argumentos no fueran suficientes, subraya la sentencia que no se alegan patologías diferentes a las padecidas en la fecha del examen por el EVO. La patología psíquica, el trastorno adaptativo en su modalidad de trastorno ansioso depresivo, con base en el abuso de sustancias psicoactivas, – alcoholismo crónico abusivo- , fue la patología valorada y para aumentar el grado de discapacidad reconocido, que se tenga una mala adherencia al tratamiento no hace surgir ninguna nueva patología; a mayores, la patología detectada por el último informe médico, ni se alegó en demanda, ni en reclamación previa, lo que impide que se pretende introducir como elemento probatorio posterior a la fecha del dictamen del EVO.

Tampoco se puede elevar el porcentaje de discapacidad reconocido por hipertensión que ha sido debidamente fijada en un 5%.

Esperando que este post haya sido de vuestro interés y utilidad, quedamos a vuestra disposición en nuestra página Web: Portilla Arnáiz Abogados.