El incremento de la ayuda que recibe un hijo con síndrome de Down justifica la reducción de la pensión de alimentos

Un padre solicitó que se rebajara la pensión alimenticia que ha de abonar en favor de su hijo ya mayor de edad con síndrome de Down.

Desestimada en primera instancia la demanda de modificación de medidas, la Audiencia Provincial de Las Palmas, en la Sentencia nº 657/2016, de 21 de Diciembre minora la cuantía de la pensión de alimentos que abona el padre.

El hijo del demandante, mayor de edad pero con su capacidad modificada por padecer el síndrome de Down, recibe una ayuda pública cuyo importe (540 euros mensuales) se ha visto incrementado en relación con el que percibía al tiempo de dictarse la sentencia de divorcio (83,33 euros mensuales).

Este incremento de la prestación pública que recibe el hijo alimentante debe repercutir en la obligación alimenticia del padre, que ha de ser rebajada.

Dado que la finalidad de las pensiones alimenticias no es su ahorro, sino atender las necesidades alimenticias actuales de los alimentistas, con la cantidad que va a abonar a partir de ahora el padre se podrán atender en la proporción que al mismo corresponde los gastos principales del hijo.

Esperando que este post haya sido de vuestro interés y utilidad, quedamos a vuestra disposición en nuestra página Web: Portilla Arnáiz Abogados.