La distancia de 30 kms entre el domicilio de los padres no impide la custodia compartida al existir autovía

La Audiencia Provincial Córdoba, en la sentencia 406/2017, de 27 de Junio dejó sin efecto la custodia materna que había sido establecida en la primera instancia, y acordó la guarda y custodia compartida de los progenitores con sus hijas menores de edad.

El Tribunal Supremo había rechazado en varias ocasiones el establecimiento de la guarda y custodia compartida en aquellos casos en los que los domicilios de los padres aparecen a una distancia que hace imposible dicho régimen (STS de 1 de marzo de 2016 para las ciudades de Cádiz y Granada y STS de 21 de diciembre de 2016 para un distancia de 50 kilómetros entre los domicilios de los padres), si bien lo admite cuando nos encontramos ante una distancia que permite la ejecución de este régimen (STS de 17 de febrero de 2017 para una distancia entre Madrid y Coslada de 15 kilómetros).

En el presente caso, a consecuencia del cambio de residencia de la madre por motivos labores, la distancia existente entre los domicilios de los padres paso a ser de 30 kilómetros.

Pero al existir entre ambas localidades una autovía que permite que la se recorra de forma rápida, y al haber conformidad entre los progenitores para que las hijas se escolaricen en la localidad donde reside la madre, ha de señalarse que el recorrido desde la ciudad donde vive el padre hasta el centro escolar de las menores tendría una duración algo superior a la de un trayecto urbano que implicara atravesar el centro de la ciudad o las vías de mayor intensidad circulatoria.

Cuando los padres residen en distintas localidades es admisible la custodia compartida si la distancia existente entre aquéllas permite la ejecución de dicho régimen.

Esperando que este post haya sido de vuestro interés y utilidad, quedamos a vuestra disposición en nuestra página Web: Portilla Arnáiz Abogados.