No es válida la renuncia extrajudicial del prestatario a ejercitar acción de reclamación por la cláusula suelo

El Juzgado de Primera Instancia nº 11 Bilbao, en la Sentencia 50024/2017, de 13 de Septiembre ha señalado que no es válida la renuncia del prestatario, en transacción extrajudicial, a ejercitar acción de reclamación por la cláusula suelo. Carece de objeto ya que recae sobre los efectos de una cláusula inexistente, una cláusula radicalmente nula.

Ejercitada por el prestatario acción declarativa de nulidad de la cláusula limitativa de los tipos de interés, incluida en el contrato de préstamo con garantía hipotecaria, alega la entidad demandada que existió entre los litigantes una transacción extrajudicial en cuya virtud se dejaba sin efecto la referida cláusula suelo y se acordaba que los intervinientes no efectuarían ninguna acción reclamatoria.

Sin embargo, se declara la falta de validez de dicha renuncia por carecer de objeto al recaer sobre los efectos de una cláusula inexistente por haber sido declarada radicalmente nula.

Si una vez declarada la nulidad de la cláusula se atribuyese eficacia a dicha transacción extrajudicial se pervertiría el efecto disuasorio perseguido por las normas comunitaria y la jurisprudencia del TJUE, pues si la cláusula nunca ha existido, sobre la misma no es posible considerar subsistente o productor de efectos acuerdo alguno.

El consumidor, que se encuentra en una situación de desequilibrio, ha efectuado una renuncia sin comprender el alcance de la declaración de nulidad e ignorando la imposibilidad de transigir sobre una cláusula nula.

Al ser consecuencia de la declaración de nulidad por abusividad de la cláusula impugnada la restitución de la situación de hecho y de derecho en que se encontraría el consumidor de no haber existido aquélla, dicha situación no puede ser la resultante de una transacción sobre la misma.

En consecuencia, se estima la acción ejercitada y se declara nula la cláusula suelo, condenándose a la entidad financiera demanda a devolver las cantidades indebidamente cobradas desde el principio de su aplicación.

Esperando que este post haya sido de vuestro interés y utilidad, quedamos a vuestra disposición en nuestra página Web: Portilla Arnáiz Abogados.