Despido procedente de una camarera de piso que no detecta la presencia de una plaga en una de las habitaciones

El TSJ de la Comunidad Valenciana, Sala de lo Social, en la Sentencia 1603/2017, de 15 de Junio, señala que es muy relevante la negligencia cometida por una camarera empleada y por ello, su conducta es merecedora de la sanción de despido.

Entre los cometidos de la camarera se encontraba su obligación de limpiar las habitaciones de un hotel, por lo que resulta inexplicable que si ha realizado esa tarea de limpieza de una habitación cumpliendo con el protocolo establecido, y no detectara la presencia de una plaga de chinches. La empresa encargada de controlar las plagas inspeccionó la habituación y encontró gran cantidad de chinches en las estructuras de las camas, patas de los somieres y colchones, en distintas fases de crecimiento siendo algunos de ellos perfectamente visibles a simple vista desde al menos dos semanas antes de la inspección.

En el manual de protocolo del departamento de limpieza del hotel establece clara y expresamente que las camareras deben revisar los colchones, el cabecero y los tapiflex de toda la habitación, atendido el informe de la empresa de control de las plagas, la presencia de los bichos y las distintas fases de crecimiento que se observaron permiten situar el inicio de la plaga en aproximadamente 40 días atrás.

La plaga afectó a uno de los clientes del hotel, lo cual provocó una repercusión altamente negativa para la imagen del hotel al haber trascendido a terceros.

Por lo expuesto, solo cabía concluir que la sanción que se impuso a la camarera de despido disciplinario, cumplía los parámetros de proporcionalidad atendida la gravedad del incumplimiento. Ha sido respetada la teoría gradualista y se ha aplicado la sanción tras valorar el caso confirmando el TSJ que fue muy grave la negligencia cometida por la camarera en el desempeño de las tareas que tenía encomendadas.

Esperando que este post haya sido de vuestro interés y utilidad, quedamos a vuestra disposición en nuestra página Web: Portilla Arnáiz Abogados.