Condenado por intentar ponerse en contacto con su expareja en más de 30 ocasiones

Debemos indicar en primer lugar que el acusado tenía una orden de alejamiento con prohibición de comunicación de duración temporal de 8 meses, en vigor respecto de su ex pareja, merced a una violencia contra la mujer. En la Sentencia se ha declarado probado que el acusado había incumplido de forma reiterada, constante, consciente e intencionada la orden de alejamiento con prohibición de comunicación respecto de su ex pareja.

A pesar de que el hombre era perfecto conocedor de lo que estaba haciendo y de sus consecuencias legales y, pese a ello, intentó ponerse en contacto – en más de 30 ocasiones – con su ex pareja, mediante llamadas, mensajes, sms y whatssapp a través del teléfono móvil y de las cuentas de Facebook e Instagram. Igualmente, incumplió la prohibición de aproximarse (alejamiento) impuesta en resolución judicial

Que tales hechos han colocado a la mujer en una situación de temor y agobio ante el aluvión de mensajes que le han sido remitidos.

Que la última vez el acusado incumplió la prohibición de comunicación que le fue impuesta, ya que trataba de comunicarse con su expareja a través de whatssapp, e incluso por medio de terceras personas o por números ocultos cuando esta le había bloqueado.

Que estos hechos son legalmente constitutivos de un delito de violencia contra la mujer en su modalidad de delito continuado de quebrantamiento de condena, previsto y penado en el artículo 468. 1 y 2 del Código Penal en relación con el artículo 74 de dicho texto legal.

Esperando que este post haya sido de vuestro interés y utilidad, quedamos a vuestra disposición en nuestra página Web: Portilla Arnáiz Abogados.