El aliento no prueba la influencia del alcohol en la conducción si no existen otras pruebas que avalen el estado etílico

La Audiencia Provincial de Barcelona, en la Sentencia 18/2018, de 8 de Enero, decreta la absolución del acusado ante la ausencia de prueba objetiva de detección alcohólica, ya que el aliento alcohólico no prueba la influencia del alcohol en la conducción, no siendo prueba de cargo suficiente para condenar por un delito contra la seguridad vial en su modalidad de conducción etílica solo con las manifestaciones de los agentes de la autoridad sobre el aliento a alcohol que vieron en el acusado, si no existen otras pruebas que demuestren la influencia del alcohol.

La producción del accidente no prueba esa influencia porque no se han determinado sus concretas circunstancias. El ciclomotor conducido por el acusado colisionó contra un camión estacionado en doble fila en tareas de carga y descarga, y se desconoce si el conductor del camión estaba realizando su tarea cumpliendo o no la normativa, o generando un riesgo para otros usuarios de la vía. La prueba de alcoholemia realizada tuvo un resultado de 0,87 mg de alcohol por litro de aire espirado, y no se realizaron las pruebas con el etilómetro por recomendación médica al negarse el facultativo a su realización por el estado en el que se encontraba el paciente, facultad ésta que asiste al médico conforme a lo previsto en el artículo 22.3 del Reglamento de Circulación.

La prueba inicial con el alcoholímetro no evidencial no sirve porque no hay constancia de su última revisión y calibración. El Reglamento de Circulación exige describir con precisión, en el boletín de denuncia o en el atestado de las diligencias que practique, el procedimiento seguido para efectuar la prueba o pruebas de detección alcohólica, haciendo constar los datos necesarios para la identificación del instrumento o instrumentos de detección empleados, y detallar sus características, y solo constan en el atestado alguno de estos datos, pero no todos.

Esperando que este post haya sido de vuestro interés y utilidad, quedamos a vuestra disposición en nuestra página Web: Portilla Arnáiz Abogados.