Una sanción tributaria no justifica la existencia de culpabilidad en el mero incumplimiento de la norma aplicable

Sostiene la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia, Sala de lo Contencioso-administrativo, Sección 2ª, núm. 362/2018 de 17 de Mayo de 2018, que no existe culpabilidad cuando después de presentar unas declaraciones veraces sin ocultación de datos, se hace una interpretación razonable de las normas aplicables.

Si bien es cierto que en el supuesto que se examinó en la indicada sentencia,  con base en presunciones iuris tantum se considera ajustada a derecho la liquidación que determina la deuda tributaria dejada de ingresar, no lo es menos que en materia sancionadora la carga de la prueba para demostrar la culpabilidad corresponde a la Administración, existiendo en este caso dudas razones sobre la intencionalidad de la actora aunque sea por mero descuido o negligencia a la hora de la comisión de la infracción sancionada; conclusión a la que llega este Tribunal atendiendo además a que no existe una prueba de cargo concreta tendente a demostrar dicha culpabilidad, al haberse basado la Inspección a la hora de iniciar el expediente sancionador y de sancionar a la actora en el mero resultado obtenido en el procedimiento inspector, insuficiente según la jurisprudencia para entender acreditado el elemento subjetivo de la culpabilidad cuando dice que no se puede sancionar por el mero resultado.

La carga de la prueba para demostrar la culpabilidad corresponde a la Administración, y en el caso, existen para el Tribunal dudas más que razonables sobre la falta de intencionalidad de la mercantil, incluso aun por mero descuido o negligencia a la hora de la comisión de la infracción sancionada.

Tampoco el acuerdo sancionador se considera suficientemente motivado, ya que la Administración tenía la obligación de realizar, para cada uno de los motivos objeto de regularización y que son sancionados, una valoración individualizada y un análisis culpabilístico específico, así como una cuantificación individual de la base de la sanción.

Como ha dicho el Tribunal Supremo, Sala Tercera, de lo Contencioso-administrativo, Sección 2ª, Sentencia de 26 Feb. 2015, Rec. 3263/2012 juicio de la Sala, la motivación ofrecida no es susceptible de fundar la culpabilidad, porque las circunstancias señaladas son insuficientes por si mismas para inferir un comportamiento doloso o culposo, no siendo posible inferir la culpabilidad del mero incumplimiento de la norma tributaria.

Esperando que este post haya sido de vuestro interés y utilidad, quedamos a vuestra disposición en nuestra página Web: Portilla Arnáiz Abogados.