El Registro Central para la Protección de las Víctimas de la Violencia Domestica y de Género

La cuestión que ahora se plantea es si procede eliminar todos los datos del Registro Central de Protección de las Víctimas de Violencia Doméstica y de Género correspondientes a un procedimiento por un delito de violencia doméstica o de género en caso de se ha dictado un auto de archivo provisional y en el que no consta se adoptaran medidas cautelares y órdenes de protección.

El Registro Central de Protección de las Víctimas de Violencia Doméstica y de Género (RCPVDG) fue creado por el Real Decreto 355/2004. Dicha norma fue derogada por el Real Decreto 95/2009, por el que se regula el Sistema de registros administrativos de apoyo a la Administración de Justicia. Ese Registro, RCPVDG, conforme al artículo 2 apartado 3 c) RD 95/2009 tiene por objeto ” la inscripción de penas y medidas de seguridad impuestas en sentencia por delito o falta, medidas cautelares y órdenes de protección acordadas en procedimientos penales en tramitación, contra alguna de las personas a las que se refiere el artículo 173.2 de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal. Asimismo, la inscripción de los quebrantamientos de cualquier pena, medida u orden de protección acordada en dichos procedimientos penales administrativos de apoyo a la Administración de Justicia”.

Por tanto, conforme al artículo 2.3 c) RD 95/2009 sólo se deben inscribir en el mismo. 1) Penas y medidas de seguridad impuestas en sentencia por delito o falta. 2) Medidas cautelares y órdenes de protección acordadas en procedimientos penales en tramitación. 3) Quebrantamientos de cualquier pena u orden de protección acordada en dichos procedimientos penales.

El auto de archivo provisional de un procedimiento incoado por quebrantamiento de condena en el que no se han adoptado medidas cautelares u órdenes de protección no encaja en ninguno de esos supuestos ya que: 1) Ese procedimiento no ha terminado mediante la imposición de una pena en sentencia, sino que lo que existe es un archivo provisional. 2) No se ha adoptado en ese procedimiento ninguna medida cautelar u orden de protección. Hay que tener en cuenta que el Registro Central de Protección de las Víctimas de Violencia Doméstica no tiene por objeto dejar constancia de la existencia de un procedimiento penal en tramitación sino en relación a procedimientos penales en tramitación las medidas cautelares y órdenes de protección acordadas y quebrantamiento de las mismas. Por tanto, lo que se inscribe es la existencia de unas órdenes de protección y medidas cautelares acordadas y se hace referencia al procedimiento penal en tramitación, no de forma autónoma sino para conocer el procedimiento penal donde han sido adoptadas esas medidas. Es decir, si no se adoptan órdenes de protección y medidas cautelares los procedimientos penales en tramitación no constan en ese Registro, ya que los datos que son objeto de inscripción en relación a procedimientos penales de violencia de género quedan limitados a lo establecido en el artículo 2. 3 c) RD 95/2009. 3) Tampoco existe ninguna resolución judicial que indique que se ha producido un quebrantamiento de pena u orden de protección ya que se ha dictado un auto de sobreseimiento provisional.

Mantenía el Abogado del Estado que no procedía la eliminación del procedimiento puesto que, si se eliminara el mismo del Registro, mal se puede conseguir el fin pretendido con la existencia del Registro de Protección de las Víctimas de Violencia de Género, que no es otro que el de protección de la víctima de este tipo de delito, siendo muy distinto el hecho de que se dicte un auto de sobreseimiento provisional o un auto de sobreseimiento libre. A la Audiencia Nacional, Sala de lo Contencioso-administrativo, Sección 3ª, en la Sentencia de 28 Jun. 2018, no le correspondía valorar si es oportuno o no que se conserven esos datos en el citado Registro, sino que se limitó a resolver conforme a la normativa aplicable. Solo indicar que esos datos no desaparecen ya que conforme al artículo 19.3 RD 95/2009 y partiendo de que sean datos inscribibles conforme al artículo 2.3 del RD 95/2009, se conservan en una sección especial en el que el acceso está limitado a los órganos jurisdiccionales.

Conforme a lo razonado se determinó la cancelación de la inscripción en el Registro Central de Protección de las Víctimas de Violencia Doméstica en relación procedimiento en que se ha dictado auto de archivo provisional.

Esperando que este post haya sido de vuestro interés y utilidad, quedamos a vuestra disposición en nuestra página Web: Portilla Arnáiz Abogados.